¿Qué tienen en común los dibujos y los diseños industriales?

El carácter común de los dibujos y diseños industriales es que ambos protegen  únicamente los aspectos estéticos u ornamentales de un producto. En otras palabras, el término se refiere exclusivamente a la apariencia.

Si bien el diseño de un producto puede comprender características técnicas o funcionales, un diseño industrial, como categoría de la legislación referente a la propiedad intelectual, hace referencia únicamente a la naturaleza estética de un producto y se distingue de cualquier aspecto técnico o funcional.

Por lo tanto, desde el punto de vista jurídico, al hablar de dibujos y diseños industriales se hace referencia al derecho que se otorga en un gran número de países, conforme a un sistema de registro concreto, para proteger las características ornamentales y no funcionales de los productos y que derivan de la actividad de diseñar.

Texto no definido
Texto no definido