Cómo explotar su marca comercial

Si el titular de la marca no desea desprenderse de la propiedad sobre su marca, pero desea autorizar el uso de aquella a un tercero, puede hacerlo, y la forma más usual es otorgar una licencia (o autorización) de uso. Si se obtiene un precio a cambio de esta autorización se dice que este es un acto de explotación de la marca.

Cómo licenciar una marca

El titular de una marca registrada puede conceder licencias sobre sus marcas a otras empresas. En tal caso se mantiene la titularidad y simplemente se autoriza a una o más empresas a utilizar la o las marcas. La licencia es una autorización para usar la marca en el territorio donde está registrada, y permite al licenciatario usar dicho signo sin temor a ser demandado por el titular, que goza de derechos exclusivos sobre ella. El titular, por su parte, puede obtener por esta vía, ingresos adicionales.
En la práctica, las licencias de marca se conceden con frecuencia en el marco de acuerdos más amplios, como son los acuerdos de franquicia, o los acuerdos que incluyen la concesión de una licencia sobre otros derechos de propiedad intelectual, como las patentes, los conocimientos especializados y la asistencia técnica con miras a producir un determinado producto.

La licencia de uso sobre una marca no producirá efectos frente a terceros si no es anotada al margen del registro en INAPI, para lo cual debe solicitarse la inscripción de la licencia llenando un formulario especialmente puesto a disposición de nuestros usuarios, "FPI-30", adjuntando en original o copia autorizada el ejemplar del -documento en que conste la licencia, y pagando los derechos legales dentro del plazo legal. (El pago de derechos de una transferencia es de una UTM, por cada registro a transferir y el plazo es de 60 días hábiles desde que se acepta la transferencia)

Franquicias

El titular de una marca puede también utilizar el licenciamiento de su marca para concertar acuerdos de franquicia.

A través del contrato de franquicia, el licenciante podrá ejercer cierto control sobre las actividades del licenciatario, a fin de garantizar que se mantenga la calidad del producto o servicio. Lo anterior, porque a cambio de otorgar la licencia para el uso de la marca, el titular se obliga a suministrar conocimientos técnicos con una forma determinada: información técnica, servicios técnicos, asistencia técnica o servicios administrativos relativos a la producción, comercialización, mantenimiento y administración; y a su vez el franquiciado se obliga a aplicar este conocimiento e información en la elaboración de los productos y/o ptrestación de servicios bajo esa marca, pues de lo contrario perjudicará su valor.

La franquicia es entonces un acuerdo comercial por el cual la reputación, información técnica y conocimientos de una parte se combinan con la inversión de otra parte con el fin de vender mercancías o servicios o de prestar servicios directamente al consumidor. El establecimiento donde se comercializan tales productos o servicios normalmente tendrá una marca registrada, una marca de servicio o nombre comercial y tendrá un aspecto especial y característico, por ejemplo, piense que la mayoría de las cadenas de comida rápida establecidas en Chile se estructuran en base a contratos de franquicia.

Características que suelen presentarse en un contrato de franquicia:

Existe una licencia por la que se permite al titular de la franquicia (franquiciado) usar una marca registrada por el franquiciador (quien otorga la franquicia), y el uso del sistema desarrollado por el franquiciador para la explotación de un determinado negocio, todo a cambio de un pago.

Existe una relación interactiva continua que comprende ventas múltiples del producto en franquicia durante un periodo de tiempo en el que el franquiciador prestará asistencia continua al franquiciado para establecer, mantener y promover el lugar donde se explota el sistema de franquicia, por ejemplo, el restaurante de comida rápida. Además, el franquiciador actualizará la información en la medida que desarrolle técnicas nuevas para el mejor funcionamiento de dicho lugar. Por su parte, el titular de la franquicia pagará en forma continua al franquiciador, derechos por el uso del sistema objeto de la franquicia.

El franquiciador tiene el derecho de determinar cómo debe funcionar el negocio, por ejemplo, en materias de control de calidad, protección del sistema franquiciado, pormenores operativos, etcétera.

La concesión de la licencia de una marca registrada suele ser una condición básica para celebrar un acuerdo de franquicia, ya que lo que le importa al franquiciado es poder gozar del prestigio y reconocimiento del que goza la marca.

Ejemplo de contrato de franquicia:

imagen mime_pdf.gif