Desarrollan innovador envase de líquidos y alimentos para mascotas que destaca por ser liviano y reutilizable

12 de Julio de 2017

Antonio Rosales es ingeniero comercial e inventor de una práctica solución para el mercado de las mascotas. Se trata de un innovador envase que fue protegido recientemente en INAPI como Modelo de Utilidad.

Antonio Rosales protegió su invento en INAPI.
Antonio Rosales protegió su invento en INAPI.
 
La innovación podría llegar a mercados internacionales
La innovación podría llegar a mercados internacionales
Todo comenzó en el verano del año 2014 en Pucón. Antonio Rosales, junto a un amigo, instaló un local donde vendían jugos naturales y suplementos deportivos llamado Mr. Juice. El emprendimiento no prosperó, pero fue ahí donde Rosales, ingeniero comercial, vio una oportunidad de negocio, al darse cuenta de la importancia que estaba teniendo el mercado de las mascotas en nuestro país y en el mundo.

Inicialmente pensó en comercializar jugos para mascotas, "pero luego de analizarlo un poco más, me di cuenta que ya existe una oferta muy abundante en este sentido: jugos, cervezas, hidratantes, productos para periodo de lactancia, etc. Esto me llevó a ver que todos estos líquidos tenían que ser trasvasijados a un plato o bowl para mascotas, por lo que entendí que el contenido no era el problema, sino que el envase", señala el inventor.

Fue así como decidió buscar una solución que derivó en un plato con forma de bowl para perros, con sello, tapa rosca y una base optativa.

"La idea de este invento es proporcionarle a las mascotas el primer packaging on-the-go en el mundo", cuenta Rosales.

El producto tiene 3 formatos de presentación. El principal es desechable, que se puede comprar en estaciones de servicio, supermercados o pequeñas tiendas. El segundo formato es de un material más duradero, que puede venir con uno o más sachets de comida o bebida, especialmente diseñado para viajes, ya que "simplemente se abren los sachets, se vierte el contenido en el plato y se le da de comer o tomar a la mascota, si sobra, se tapa y se continúa el trayecto", enfatiza el emprendedor chileno.

Otro formato es de un material amigable a la mordida de la mascota, es decir, no sólo sirve para verter el contenido, sino también como un divertido fresbee, ya que por su forma aerodinámica este puede planear. "La idea es que todo el mundo pueda usar este invento, ya que de masificarse este sería un game-changer en el rubro de las mascotas", asevera el inventor.

La innovación, fue recientemente protegida como modelo de utilidad en INAPI, lo mismo ocurrió en Estados Unidos y Europa, gracias a la ayuda de un fondo de inversiones privado. "Ahora estamos tratando de llegar a las empresas líderes en el rubro de mascotas para poder determinar algún tipo de asociación", destacó.

Es primera vez que protege una invención pero asegura que no será la última, ya que se encuentra analizando los alcances de un nuevo proyecto. En base a su experiencia, afirma que lo más importante a la hora de inventar "es no creer que obviamente alguien ya lo inventó. Por ejemplo, con mi innovación, era casi obvio que ya existía un plato con sello y tapa rosca para las mascotas, pero para mi sorpresa, esto no solo no estaba patentado en Chile, sino que en todo el mundo. Cualquier idea que uno tenga, lo primero que se debe hacer es ingresar a INAPI y buscar si existe algo parecido. De no existir, continuar explorando en las bases de datos internacionales. Segundo, por muy buena idea que alguien tenga, siempre va a haber mucha gente que va a estar en desacuerdo. Lo importante es no escuchar esas voces y seguir adelante. El miedo de las personas por fracasar es lo que les impide llevar a cabo sus sueños, no hay que dejar que el miedo de otros destruya los tuyos", puntualiza Rosales.

Desde un principio contó con el apoyo de su familia y amigos, estímulos que fueron clave para seguir adelante. También valora el apoyo de las asesoras de INAPI, "en especial de Eugenia Henríquez, quien me ayudó de sobremanera con todas las inquietudes que tuve, porque lo más difícil a la hora de proteger un invento es no saber bien cuáles son los plazos de todos los trámites, y que por desconocer éstos, se puede dar por desechada la patente", comenta.

Si quiere conocer más sobre este invento, lo invitamos a visitar el sitio www.dogd.cl