El "do ut des" del sistema de patentes

Por Maximiliano Santa Cruz Scantlebury
15 de Diciembre de 2015

Las bases de datos especializadas se han convertido en un motor de transferencia de conocimiento de gran potencial, debido al contenido de las patentes de invención, modelos de utilidad y diseños.

imagen mime_pdf.gif
Maximiliano Santa Cruz S.
Maximiliano Santa Cruz S.

El sistema de patentes fue desde su inicio concebido equilibrando los intereses de los inventores, con el bien común de la sociedad.

La concesión de una patente implica el otorgamiento de derechos exclusivos al titular por un periodo limitado de tiempo para producir, utilizar, vender o importar el invento o autorizar a un tercero para que realice esos actos (licencias). En el caso de una patente de invención, la vigencia de su protección se extiende por 20 años contados desde su solicitud. Luego de expirado este periodo pasa a ser parte del dominio público.

La pregunta que surge es ¿qué tipo de información aporta una patente? Para responder esta interrogante es fundamental trasladarnos al proceso de tramitación. En esta fase, el solicitante debe divulgar suficientemente los detalles técnicos respecto de su invención para que cualquier persona especializada en la materia pueda reproducirla a futuro.

Lo anterior da cuenta de la relevancia que tienen las patentes como fuente de información tecnológica global. Las bases de datos especializadas se han convertido en un motor de transferencia de conocimiento de gran potencial, debido al contenido de las patentes de invención, modelos de utilidad y diseños.

Hay millones de documentos a disposición, millones de soluciones a problemas técnicos. Por ejemplo, de la Lista de Medicamentos Esenciales de la Organización Mundial de la Salud, OMS, cerca del 95% de los productos farmacéuticos ya no gozan de protección por concepto de patentes. Es decir, pueden ser elaborados por un tercero sin tener que pedir autorización, ni pagar por ello. En Chile ese número debería ser aún mayor, pues muchas patentes nunca fueron pedidas en Chile, lo que inmediatamente las hace parte del dominio público.

En el Instituto Nacional de Propiedad Industrial, INAPI, hemos decidido acercar a los chilenos este conocimiento de alto contenido innovador por medio de la elaboración de Informes de Tecnologías de Dominio Público, en áreas de relevancia estratégicas para el país. Los documentos incluyen patentes que, pudiendo estar vigentes en otras naciones, son de dominio público en Chile. Lo anterior se debe a dos posible causas: ha expirado su vigencia o no han sido solicitadas en este territorio.

Una de nuestras recientes entregas está centrada en tecnologías para personas que presentan algún grado de discapacidad. Los inventos fueron diseñados para mejorar la calidad de vida y autonomía de las personas, con diversos tipos de capacidades reducidas. Baños modulares, dispositivos para reducir el temblor de las extremidades superiores y endoprótesis son algunas de las tecnologías que podrían ser replicadas, sin que exista un pago por concepto de licencias. Es una clara muestra del beneficio social que persigue el sistema.

En la plataforma electrónica www.dominiopublico.cl es posible explorar las patentes que han caído en el dominio público y en www.inapi.cl pueden analizarse todas las que han sido solicitadas en Chile desde 1840 hasta el día de hoy.


Maximiliano Santa Cruz Scantlebury
Director Nacional
Instituto Nacional de Propiedad Industrial -INAPI