Uso y registro de marcas comerciales incide en la generación de 18,5 millones de puestos de trabajo

13 de Diciembre de 2016

En los cinco países estudiados -Chile, Colombia, México, Panamá y Perú- las actividades económicas que registran y usan las marcas intensivamente aportan el 15% del Producto Interno Bruto y 26% de las importaciones.

Maximiliano Santa Cruz (INAPI), Ricardo Mewes (CNC), Etienne Sanz de Acedo (INTA) Rafael Covarrubias (ASIPI)
Maximiliano Santa Cruz (INAPI), Ricardo Mewes (CNC), Etienne Sanz de Acedo (INTA) Rafael Covarrubias (ASIPI)
Santiago, 13 de diciembre de 2016. "Las Marcas en América Latina, impacto económico en cinco países de la región", así se denomina el estudio presentado por la Asociación Internacional de Marcas (INTA), y la Asociación Interamericana de la Propiedad Intelectual (ASIPI), en cooperación con la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC) y el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI).

La investigación fue preparada por la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas- FIEL- por encargo de INTA y ASIPI y da cuenta de la incidencia de las marcas sobre el empleo, las remuneraciones, la actividad económica y el comercio internacional en cinco países seleccionados de la región latinoamericana: Chile, Colombia, México, Panamá y Perú.

Los resultados elaborados muestran que las actividades intensivas* en marcas tienen una participación significativa en términos de empleo, actividad económica y comercio exterior en las economías de los países latinoamericanos analizados.

El análisis comparado de los resultados da cuenta que existen importantes semejanzas entre los países latinoamericanos estudiados en cuanto a las actividades económicas intensivas en marcas y al grado de incidencia en sus economías. En las cinco naciones, las actividades económicas que registran y usan las marcas intensivamente generan 18,5 millones de puestos de trabajo y, en promedio, aportan el 15% del Producto Interno Bruto, el 15% de las exportaciones y el 26% de las importaciones.

Además, los sectores intensivos en marcas pagan salarios más altos que el resto de la economía, lo que denota su mayor productividad. A la vez, sus experiencias son comparables y se encuentran alineadas con las de los Estados Unidos y la Unión Europea, tomando en cuenta las diferencias entre los patrones productivos y de desarrollo entre ambos grupos.

"En nombre del INTA, quiero dar las gracias a ASIPI por colaborar con nosotros en este importante trabajo. Estudios similares realizados en la Unión Europea y Estados Unidos demuestran el potencial económico que posee la propiedad intelectual y cómo el hecho de contar con sistemas efectivos y eficientes para registrar y reforzar las marcas puede contribuir significativamente a la actividad económica, el empleo y el comercio", afirmó el CEO de INTA, Etienne Sanz de Acedo.

El ejecutivo agregó que "en general, estamos satisfechos con los resultados del estudio de América Latina, que subrayan el enorme potencial de crecimiento económico que se puede desbloquear mediante la promoción de marcas dentro de las comunidades empresariales, y mediante el desarrollo de los sistemas nacionales de marcas y las industrias intensivas de marcas".

"Para ASIPI ha sido una gran experiencia trabajar de la mano de INTA en este estudio y externo mi agradecimiento a todos aquellos que estuvieron involucrados para lograr este ambicioso proyecto. Desde siempre, hemos respaldado la noción de que la propiedad intelectual es uno de los pilares sobre los que descansa el progreso económico en nuestros países, y espero que este proyecto contribuya a materializar dicha realidad. Este es el primer estudio latinoamericano que demuestra en detalle y especialidad, la incidencia positiva de las marcas en la calidad de vida de los ciudadanos. Los resultados demuestran cómo a través del fortalecimiento de los sistemas de marcas, del incentivo gubernamental a los inventores e industrias intensivas de marcas, cinco países latinoamericanos con economías reconocidas a nivel mundial, han logrado un firme desarrollo socioeconómico. Confío plenamente en que este estudio será pilar para crear conciencia de la importancia de las marcas en el bienestar económico de las naciones, y para promover una cultura de incentivo a la innovación y respeto a la Propiedad Intelectual," dijo la Presidente de ASIPI, Maria del Pilar Troncoso.

"Este estudio nos demuestra la relevancia que tienen las marcas para el desarrollo económico del país. Lo sabemos desde el comercio que es uno de los sectores más intensivos en marcas, de ahí la importancia de respetar y cuidar las marcas existentes, respetando la propiedad intelectual y combatiendo la piratería y el contrabando" Ricardo Mewes, Presidente de la Cámara Nacional de Comercio.

"Las marcas comerciales son la categoría de propiedad intelectual que más se utiliza en nuestro país. Iniciativas de este tipo, resultantes de la colaboración público-privada, permiten explicarnos las razones por las cuales emprendedores y empresas incorporan esta herramienta en sus estrategias de negocios, pues son un medio eficaz para diferenciarse de la competencia y evitar la competencia desleal", afirma Maximiliano Santa Cruz, Director Nacional de INAPI.

Estudio en Chile

La economía chilena se ha destacado en el contexto latinoamericano por su crecimiento y convergencia hacia los niveles más altos de desarrollo económico. Este dinamismo también es coherente con su actividad de marcas comerciales.
Nuestro país tiene la mayor participación de las clases frecuentes, en relación con las seleccionadas, tanto en el empleo como en el valor agregado. La contribución de las clases intensivas en marcas al empleo es del 26% y al valor agregado 21%.Los servicios concentran las clases de mayor participación (22% del empleo y 18% del valor agregado).
En cuanto a la participación de los sectores intensivos en marcas en el comercio internacional de Chile, las exportaciones intensivas son el 10% del total exportado y las importaciones intensivas representan el 14% del total importado. Como ocurre en los otros casos de países seleccionados, también en Chile las exportaciones se concentran en commodities (cobre y sus derivados) cuyo uso de las marcas, como instrumento de sus negocios, es relativamente menor a otros sectores como las manufacturas.

Anexo:

*Se consideran actividades económicas "intensivas en el uso de las marcas" aquellas cuyos indicadores de registro de marcas por unidad de empleo o por unidad de ventas son más altas que las correspondientes al promedio de la economía. Es decir, un área de la economía se considera que usa intensivamente este tipo de derecho de propiedad intelectual, cuando los registros de marcas en esa actividad son más altas que en otras actividades medidas por alguno de los dos factores mencionados.

- Indicador marcas/empleo: Nro. de marcas por cada 1.000 empleados.

- Indicador marcas/ventas: Nro. de marcas por cada 1.000.000 unidades de moneda local de cada país.

En el caso de Chile se encontraron las siguientes 16 actividades o áreas económicas intensivas en el uso de marcas, destacando los servicios, que en 2014 representaron el 61.5% del valor agregado total, según el Banco Mundial:

Clase 35: Gestión de negocios, compra y venta por terceros y publicidad.
Clase 38: Telecomunicaciones.
Clase 40: Tratamiento y transformación de materiales.
Clase 41: Educación, cultura y entretención.
Clase 42: Investigación científica y diseños gráfico.
Clase 43: Restaurantes, bares y alojamiento.
Clase 2: Pinturas.
Clase 3: Detergentes y cosméticos.
Clase 5: Farmacéuticos y productos veterinarios.
Clase 14: Metales preciosos, joyería y relojería.
Clase: 16: Papelería y artículos de oficina.
Clase 18: Cueros y bolsos.
Clase 24: Textiles.
Clase 25: Vestuario y calzado.
Clase 28: Juguetería y artículos deportivos
Clase 33: Bebidas Alcohólicas