nov. 11, 2022

Artesanías de la Región de La Araucanía se unen al Programa Sello de Origen

Se trata de dos marcas colectivas que promueven la cultura ancestral mapuche. Por medio de cooperativas, han logrado generar una economía familiar sostenible a través de la transferencia del conocimiento de varias generaciones de mujeres.

Folil Araucanía y Witraltu Mapu son dos emprendimientos de la región de la Araucanía que, gracias al esfuerzo de mujeres artesanas, han conseguido rescatar y promover la cultura de sus antepasados mapuche, por medio de productos de naturaleza textil, artículos de joyería y utensilios para uso doméstico y culinario.

Se trata de una oferta tan amplia que va desde alfombras de lana, caminos de mesa, carteras de cuero natural, mantos, vasijas, chalecos, hasta collares y aros de plata, fabricados con diseños inspirados en la identidad del sur de Chile.

Cada uno de estos productos que realiza la Cooperativa de trabajo Witraltu Mapu y las socias de la Cooperativa Folil Araucanía, son elaborados con técnicas manuales, sin uso de tecnología automatizada o producción industrial, lo que ha permitido el desarrollo de una economía familiar sostenible, a través de la transferencia del conocimiento ancestral de varias generaciones de mujeres.

La presidenta de la Cooperativa Witraltu Mapu, Luisa Sandoval, relevó la importancia del trabajo en conjunto para lograr el posicionamiento de la marca. “Formé una cooperativa porque nos decían que nos podría ir mejor unidas. Hoy me siento orgullosa de mis mujeres, porque cuando empezamos, teníamos hijos pequeños, que ahora son profesionales gracias al fruto del trabajo que hemos realizado con el tejido”, expresó Otra de las características que distinguen a estos productos, es que los colores que se aplican en las prendas son naturales, obtenidos de la fibra de oveja, además de mezclas resultantes de técnicas de teñido en base a procesos originarios.

Estos atributos llevaron a ambos emprendimientos a obtener el registro de marca colectiva y a formar parte del Programa Sello de Origen, iniciativa conjunta del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo y del Instituto Nacional de Propiedad Industrial -INAPI, que fue lanzado en el año 2012 y que hoy cuenta con la participación de 40 productos tradicionales de Chile.

Al respecto, la directora nacional de INAPI, Loreto Bresky, manifestó que “desde INAPI estamos muy contentos de sumar a Folil Araucanía y Witraltu Mapu al Programa Sello de Origen, que tiene como objetivo principal la protección, preservación y reconocimiento de productos únicos de nuestro país, mediante las herramientas que pone a disposición la propiedad industrial. Seguiremos impulsando este tipo de iniciativas, que visibilizan el trabajo de las artesanas y que promueven el rol de la mujer en el desarrollo de las economías locales”.

La directora de INAPI además destacó que se trata de los primeros productos que forman parte de este programa que pertenecen a un pueblo originario en específico.

Mientras que la subsecretaria de Economía, Javiera Petersen, relevó la importancia del Programa Sello de Origen, para promover la identidad de diferentes regiones de Chile. “Lo que nos reúne hoy, recoge varias de las visiones que como gobierno hemos querido ir posicionando en la agenda económica para nuestro país: el cooperativismo, el poder tener un arraigo territorial de lo que significa el desarrollo económico, y el incorporar a más mujeres en los procesos productivos”, expresó.

En ese sentido, la Subsecretaria Petersen agregó que las diversas herramientas que tiene el sistema de propiedad industrial y en particular el sello de origen, que tiene que ver con el poder proteger legalmente las creaciones, “es clave para poder constituir las cooperativas de mejor manera dentro del abanico de emprendimiento que se están desarrollando en nuestro país”.

La solicitud para la obtención de registro de las marcas ante INAPI, así como el plan para el posicionamiento de las cooperativas, fue financiado por el Fondo Nacional de Desarrollo Regional del Gobierno Regional de la Araucanía y ejecutado por Sercotec.

En esa línea, la representante de la Cooperativa Folil Araucanía, Teresa Catril, agradeció la gestión realizada para la adhesión de la marca Folil al programa. “Somos un grupo de mujeres que nos ayudamos unas con otras. Actualmente, las más antiguas nos preocupamos de traspasar conocimientos a los más jóvenes, para que la tradición no se pierda. Recibimos con mucha emoción este reconocimiento, porque ahora los productos van a tener otra característica y podremos decir que tenemos nuestro sello”, enfatizó.

La incorporación de estas marcas colectivas al Programa Sello de Origen, se suman a la oferta de productos protegidos de la región de la Araucanía, junto al famoso Prosciutto de Capitán Pastene, el Puerro Azul de Rapamakewe, y el tradicional Tomate Angolino.

Volver