ene. 9, 2018

Piedra cruz de Laraquette obtiene el Sello de Origen

La quiastolita, fue reconocida por presentar atributos distintivos asociados a su lugar de origen. La iniciativa impulsada por el Ministerio de Economía y el Instituto Nacional de Propiedad Industrial – INAPI – busca potenciar y proteger comercialmente los productos tradicionales del país.

El martes 9 de enero y con la presencia de Maximiliano Santa Cruz, Director Nacional del Instituto Nacional de Propiedad Industrial - INAPI; Bernardo Troncoso, gerente general de Sercotec; Mauricio Alarcón, Alcalde de la Municipalidad de Arauco, y autoridades de la zona, se realizó la entrega del reconocimiento como Denominación de Origen (D.O.) a la piedra cruz de Laraquete, que recibió Laura Prieto, presidenta de la Agrupación Barrio Comercial Laraquete, en representación de los artesanos y comerciantes.

La quiastolita, o también conocida como “Piedra cruz”, por la particular forma que presentan los cortes transversales de su cristal, fue reconocida por el programa Sello de Origen, al obtener su Denominación de Origen (D.O.).

La solicitud para el reconocimiento como D.O., comenzó a mediados de 2015, con la ejecución en la localidad de Laraquete, en la costa de la Región del Biobío, del Programa de Fortalecimiento de Barrios Comerciales de Sercotec, donde una veintena de pequeños negocios del lugar iniciaron un trabajo conjunto para dinamizar su gestión comercial y mejorar el entorno urbano, y es el resultado del esfuerzo colectivo por reconocer, distinguir y proteger esta tradicional piedra semipreciosa, y joyas elaboradas a partir de este material.

La Denominación de Origen (D.O.) identifica un producto como originario del país, región o de una localidad del territorio nacional, cuando la calidad, reputación u otra característica del mismo que sea imputable fundamentalmente a su origen geográfico, teniendo en consideración los factores naturales y humanos que inciden en la caracterización del producto.

En Laraquete los cristales de Piedra Cruz se caracterizan por su particular belleza y por el mayor tamaño que alcanzan las piedras, incluso hasta los cuatro centímetros de diámetro y 60 centímetros de largo, con variedad de colores que van desde los verdes claros, grises, beige, blancos y rojizos.

Laraquete es la única zona donde se puede extraer esta singular piedra. Ahí se comercializa el producto tanto en su forma natural, como procesado.

Para Maximiliano Santa Cruz, Director Nacional de INAPI, la obtención del Sello de Origen es “una buena herramienta para proteger a los productores de la competencia desleal, también protege al consumidor. Al igual que las marcas, las Denominaciones de Origen facilitan a los consumidores la decisión de compra, porque producen una diferenciación”.

Por su parte, el gerente general de Sercotec, Bernardo Troncoso destacó que “esta iniciativa fue apoyada por el programa Fortalecimiento de Barrios Comerciales de Sercotec, que desde el 2015 se ejecuta en el Barrio Laraquete. Los locatarios manifestaron la importancia de destacar la piedra cruz como un elemento sociocultural propio del sector y fue así como, con fondos Sercotec, se contrataron los estudios geológicos necesarios para solicitar la denominación de origen, puesto que Laraquete uno de los pocos lugares en el mundo donde esta se encuentra. Esta denominación es un gran impulso para la localidad y para sus comerciantes, que es finalmente lo que busca este programa de Sercotec, que los barrios se revitalicen y les vaya mejor en sus negocios”.

El Sello de Origen no sólo permite reconocer el valor que estos productos tienen para nuestro país, sino que también, y desde la perspectiva de quienes desempeñan estos oficios, les permitirá evitar la competencia desleal.

Volver