nov. 30, 2018

Realizan positivo balance del primer año de funcionamiento de la oficina regional de INAPI

Como un valioso aporte a emprendedores e innovadores locales, fue calificada la oficina especializada en propiedad industrial, que opera en Antofagasta desde el año 2017. La evaluación fue parte de las conclusiones que hicieron las autoridades regionales en el marco del Seminario de Marcas y Patentes.

Antofagasta fue la primera región, distinta a la Metropolitana, en contar con su propia oficina especializada en marcas y patentes, como parte de un convenio de colaboración entre el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI) y el Comité de Desarrollo Productivo Regional.

La iniciativa nació como respuesta a la necesidad de fomentar el uso de las herramientas de propiedad industrial entre innovadores y emprendedores de la región.

Las patentes entregan exclusividad para explotar un invento, y permiten a su titular excluir a terceros del uso, fabricación, venta e importación del producto o procedimiento protegido. En tanto, la marca comercial es un instrumento eficaz para distinguir los productos en el mercado y diferenciarse de otros que existan en él. Así se evita la confusión entre los consumidores.

En consecuencia, se trata de activos intangibles que son claves para el crecimiento de nuevos emprendimientos. De ahí su importancia, en el contexto económico local. Así se estableció en el reciente Seminario de Marcas y Patentes, desarrollado en la Biblioteca Regional, instancia que congregó a más de 100 personas.

La oficina regional de INAPI, no sólo está enfocada en ayudar a los usuarios en sus tramitaciones, sino también tiene la misión de generar asesorías especializadas, personalizadas y gratuitas. “Este acompañamiento es muy importante para determinar en etapas tempranas si una tecnología es susceptible de protección a través de una patente, modelo de utilidad o diseño; o también, permite discriminar si una determinada marca cumple con los requisitos para ser registrada”, comentó Álvaro González, encargado de Innovación y Estudios de INAPI.

Por su parte el director ejecutivo del Comité de Desarrollo Productivo Regional de Antofagasta, Luis Alberto Gaete, valoró la iniciativa y realizó un positivo balance de su funcionamiento. “Para nosotros el desarrollo de estos convenios, permiten poner en valor el esfuerzo de nuestros innovadores, investigadores y emprendedores. Es un apoyo directo a su gestión y una gran oportunidad para evitar que sus proyectos puedan verse afectados por no tener la debida y oportuna protección. Es un excelente incentivo”, enfatizó.

Para los asistentes al seminario, esta fue una gran oportunidad para resolver dudas relacionadas a marcas y patentes. Así lo afirmó Juan Carlos Tapia, un empresario local, quien fue enfático al establecer que “hay muchas personas que desconocen que existen recursos para que sus proyectos de innovación se puedan desarrollar, por tanto falta promover esto en los colegios y universidades, porque aquí hay muchas personas que ha tenido opciones de innovar”.

Por su parte, María Carolina Alfaro, ingeniera de proyectos de la UCN, enfatizó en que “estas iniciativas no se dan en la región. Muchos creen que este es un proceso tedioso y caro, y hoy pudimos ver que no es así, entonces es gran aporte, porque fomenta el crecimiento de la región. Es una actividad donde también se genera lobby y bastante contacto entre emprendedores, lo que beneficia a la comunidad”.

Durante los próximos meses, en el marco del convenio de colaboración entre el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI) y el Comité de Desarrollo Productivo Regional de Antofagasta, se agendarán diversas actividades de capacitación, que van en directo beneficio del ecosistema local de innovación.

Volver